17 mayo, 2016

La ideología mata 13€

Precio: 13 €

Pedidos: edicionesfantasma@gmail.com

LA IDEOLOGÍA MATA. Cinco intervenciones – José Antonio Fortes (CO.TA.LI.)

Este libro tiene forma hablada. José Antonio Fortes, que ha sido profesor durante muchos años, tiene sobrada capacidad de palabra -explicativa, analítica, dialéctica-, como el lector podrá apreciar en estas intervenciones -ni exactamente charlas ni exactamente conferencias-, así como lucidez crítica para ir al quid de las cuestiones, al fondo de las realidades en el análisis de la cobertura ideológica que fabrica la Realidad única, saltando de época en época, relacionándolas y deteniéndose en momentos concretos y hechos clave -de ahí los ejemplos y anécdotas que sazonan su explicación-de un transcurso que abarca un amplio contexto histórico, de mediados det siglo XIX a nuestros días, donde detecta cómo la acción de la ideología ha ido dejando su huella, uniformando (socializando) y minando a su paso un pensamiento crítico verdaderamente transformador. El resultado es una concepción sin contemplaciones -«ya no es tiempo de contemplaciones»- de la función que cumple la ideología y más en concreto su residual sector de producción y marketing literario, la literatura y sus servidores, en la defensa y perpetuación del dominio capitalista, todavía hoy en medio de una de sus mas salvajes orgias financieras.

Y esas balas no van al corazón o al hígado, van al cerebro. Ya han matado a distintas sociedades hasta llegar a ésta, la que nos importa. La capacidad de pensamiento critico de millones de españoles está ya asesinada por la ideología dominante, que les ha metido el tiro perfectamente en el cerebro con distintos aparatos de represión ideológica: de la escuela a la televisión, prensa, radio o cine, pasando por la literatura. Históricas armas de nuestra destrucción masiva, de nuestra alienación y muerte en vida, sometidos a su discreto encanto, al bailo in maschera del capital y su beautiful people, esos cuyos nombres de guerra, de héroes laureados (de España, por supuesto), son los de poetas, filósofos, profesores de universidad, publicistas y agentes de la cultura, intelectuales y funcionarios ideológicos de clase (FICs) en general, que nada tienen de sacros ni divinos, sin ningún aura sobre sus cabezas sino la fama y las prebendas, el alto salario con que sus amos -el Capital- les paga su trabajo y servicios prestados.